Volvo ha anunciado que todos sus vehículos que salgan al mercado a partir de 2019 tendrán un motor eléctrico, lo que supone el final de los vehículos con un único motor de combustión y convierte la electrificación en el futuro eje de la actividad del fabricante.

Este anuncio, que representa uno de los pasos más importantes que un fabricante de automóviles puede dar en favor de la electrificación, pone de manifiesto que esta movilidad está dispuesta a escribir los nuevos capítulos de la historia de la automoción.

Still from animation - Battery electric, Pure

De este modo, Volvo presentará una cartera de vehículos sostenibles en toda su gama de modelos, incluyendo vehículos eléctricos puros, híbridos enchufables y semihíbridos. Entre 2019 y 2021 se lanzarán cinco vehículos totalmente eléctricos, tres de los cuales serán de Volvo y dos de Polestar, la marca de alto rendimiento de Volvo de la cual ya explicamos que todos sus futuros modelos serán completamente eléctricos. Estos cinco vehículos se verán complementados por una gama de híbridos enchufables de gasolina y diésel y opciones semihíbridas de 48 voltios en todos los modelos.

Esto significa que en el futuro no habrá ningún vehículo Volvo sin motor eléctrico, ya que las unidades con solo motor de combustión se irán sustituyendo gradualmente.

Este anuncio subraya el compromiso del fabricante por minimizar el impacto medioambiental y hacer que las ciudades del futuro sean más limpias. Además, es un gran paso adelante para que otros fabricantes tomen el mismo ejemplo y empiecen a vincular toda su producción hacia la electrificación.

Fuente: Volvo