Para los detractores de los vehículos eléctricos, la actual autonomía siempre será uno de los puntos en los que se basan para no ver la viabilidad de implantación de esta tecnología. Sin embargo, gracias a la investigación y evolución de la tecnología de recarga, se puede observar como los vehículos eléctricos aumentan poco a poco los kilómetros a recorrer.

España, no es ajena a la investigación en baterías de recarga. Mención especial a la compañía Albufera Energy Storage, quienes son especialistas en el desarrollo de soluciones para el almacenamiento energético. Así mismo, realizan una ardua investigación en nuevas baterías electroquímicas.

01-10-15 baterias-aluminio 2

Hace algunos meses, publicamos un post en el cual se citaba el desarrollo de baterías de alumninio-aire. Son muchas las ventajas, pero como bien comentábamos, aún existían varias barreras que superar. Precisamente en esas barreras son en las que está trabajando Albufera Energy Storage. Su objetivo es encontrar los materiales adecuados que combinados con el aluminio-aire permitan dar paso a una nueva generación de baterías. De lograrlo, el primer dato que sorprende es el potencial que tendrían las baterías de aluminio-aire, siendo este de 8 veces mayor si lo comparamos con las actuales baterías de iones de Litio.

Según Joaquín Chacón, Director General de Albufera Energy Storage, “La tecnología Aluminio-aire, es la que presenta el par electroquímico de mayores posibilidades de éxito dentro de la familia de baterías metal-aire. Poseen una densidad de energía muy superior a las baterías Li-ión que, hoy por hoy, son la referencia del sector, pero con un peso significativamente menor. Además el Aluminio es uno de los elementos más comunes de la corteza terrestre, es abundante, barato y seguro”

01-10-15 baterias-aluminio

De comercializarle las baterías de aluminio-aire, posiblemente el mercado de los vehículos eléctricos daría un paso agigantado. No hay que olvidar que un gran porcentaje del coste de los vehículos eléctricos se lo debe a sus baterías. Por otro lado, parece que el futuro de la eficiencia energética tiende a las Smart Grids, redes donde los usuarios serán generadores de electricidad a la vez que consumidores. En este futuro eficiente será necesaria una tecnología de almacenamiento que permita un control eficiente, seguro y sostenible de toda la energía. 

Fuente: EVWind