El Ministerio de Energía ha aprobado el Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa, más conocido como MOVALT, que llega para sustituir el ya extinguido MOVEA y para fortalecer la movilidad sostenible en España.

El MOVALT, que entrará en vigor a partir de su publicación en el BOE (se espera para el 10 de noviembre), propone 20 millones de euros destinados a la compra de vehículos ecológicos, así como 15 millones más para la infraestructura de recarga. En total, 35 millones dedicados a promover la movilidad eléctrica en un país que sigue todavía por detrás de la media europea.

plan-movalt

Como decíamos, 20 millones irán destinados a la compra de vehículos propulsados por Autogás (GLP), Gas Natural (GNC, GNL), eléctricos, híbridos enchufables y pila de combustible. El valor de las ayudas dependerá siempre de la categoría de los vehículos y su motorización, pero siempre oscilarán entre los 500 y 18.000 euros.

Los 15 millones restantes serán íntegros para la infraestructura de recarga y, como novedad, se podrá beneficiar el sector no residencial, tanto para uso público (en equipamientos de carácter público) como privado en estacionamientos de empresas. El objetivo es que la ayuda cubra hasta el 60% del coste de la inversión para entidades públicas y PYMES, así como hasta el 40% para el resto de empresas.

Asimismo, el MOVALT también prevé una partida de 15 millones de euros destinada a iniciativas de I+D+i vinculadas a la movilidad sostenible y eficiente.