Como bien sabéis, el Plan MOVALT destinado a la infraestructura de recarga fue puesto en funcionamiento el día 23 de enero, aunque a última hora de la tarde de ese mismo día, se produjo el agotamiento de la dotación presupuestaria asignada de 15 millones de euros, al efectuarse el registro de la última solicitud de ayuda que totaliza el importe asignado a la dotación presupuestaria anteriormente citada.

A partir de ese momento, las solicitudes pasaron a una lista de espera, la cual será atendida por orden de entrada, supeditadas a que se produzcan desestimaciones o revocaciones de las solicitudes de ayuda previas, que pudieran liberar presupuesto.

plan-movalt-1

En total, se recibieron 561 solicitudes, aunque cada solicitud puede incluir distintos puntos de recarga. De todas ellas, el 78,7% se registraron para el acceso público de la recarga eléctrica, mientras que el 21,3% restante está destinado a un uso privado.

Por beneficiario, las solicitudes mayoritariamente se destinan a empresas privadas, con un 92,3% de las solicitudes, mientras que el 7,6% restante va para entidades públicas. Por tipo de recarga, el 47,3% va para la rápida, el 27,3% para lenta/convencional, el 21,6% para la semirápida y, finalmente, el 3,8% para ultrarápida. Por último, si distinguimos por modo de comunicación, el 51,1% es para Modo 4 y el 48,9% para Modo 3.

Recordar que todavía tenéis la posibilidad de continuar presentando solicitudes que quedarán en reserva. El cierre definitivo será el 31 de diciembre de 2018.

Fuente: AEDIVE