La crisis del Coronavirus ha evidenciado la necesidad de evolucionar rápidamente hacia una movilidad sostenible, por lo que es necesaria la implicación total por todas las partes. En este sentido, el Gobierno ha confirmado que dará ayudas a la compra del vehículo eléctrico y a la implementación de infraestructura de recarga hasta como mínimo 2025.

Estas ayudas tienen como objetivo igualar o acercar el precio de un vehículo eléctrico a su equivalente en combustión, justamente una de las barreras que todavía impide a muchos ciudadanos poder acceder a este tipo de vehículos.

Asimismo, y según las fuentes del gobierno, se asegura que entre 2023 y 2027 los precios de unos y otros se equiparen, y será en ese momento cuando las ayudas en la compra de vehículos eléctricos se paralizarán, atendiendo a que estas ayudas ya no serán necesarias. No obstante, hasta mínimo 2025 las ayudas serán una realidad en menor o mayor medida.

Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición
Energética

Este anuncio que todavía no se ha hecho oficial pertenece al Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que previsiblemente se aprobará hoy martes 19 de mayo durante el Consejo de Ministros.

Entre muchas otras cosas, este Anteproyecto de Ley propone que en 2050 solo se vendan vehículos que no emitan CO2, una medida necesaria para la mejora del planeta. No obstante, y una vez aprobada la Ley en las Cortes, el Gobierno tiene previsto consultar al sector automovilístico las medidas a impulsar para la descarbonización del parque automovilístico.

El objetivo es que los vehículos ligeros nuevos no destinados a fines comerciales, excluidos los matriculados como vehículos históricos, vayan reduciendo paulatinamente sus emisiones, hasta lograr que en 2040 sean solo vehículos que no emitan CO2, con excepción de los vehículos ligeros y pesados con fines comerciales, los cuales se alargaría su total descarbonización hasta 2050.

Pero este cambio en la movilidad también implica un cambio en la energía. Por ello, el apoyo al desarrollo de la infraestructura de recarga mediante energía renovable será total, para así asegurar la movilidad entre territorios sin problemas.