La autonomía de los vehículos eléctricos, el talón de Aquiles que utilizan frecuentemente los detractores de esta tecnología para tirar por la borda sus numerosas virtudes, no parece ser un problema para las islas. La inmensa mayoría de los vehículos que circulan por el archipiélago balear, no salen nunca de su entorno con el fin de recorrer largas distancias.

A sabiendas de que esta condición geográfica quita hierro a la problemática de la autonomía, el Gobierno de las Islas Baleares lleva tiempo impulsando la movilidad eléctrica, mediante un ambicioso plan de electrificación del transporte. El director general de Industria y Energía, Jaume Ochogavía, es un firme creyente de que una movilidad más sostenible es clave para lograr importantes beneficios medioambientales, económicos y de reducción de la dependencia energética.

anuncio-2000-puntos-recarga-baleares

En una reciente intervención que ha tenido lugar en Madrid, Ochogavía ha hablado de las políticas impulsadas por la Conselleria de Economía y Competitividad para un transporte más limpio.

“Es una apuesta de futuro y sostenibilidad, en la línea del Gobierno de fomento de las energías renovables, la sostenibilidad y el cambio de modelo energético hacia una economía más sostenible y respetuosa con el medio ambiente “, afirmó el director general de Industria y Energía, quien ha hecho especial hincapié en el hecho de que” el 60% del consumo de energía es del sector transporte “.

Ha destacado que la progresiva sustitución de los productos petrolíferos líquidos para otros combustibles ecológicamente más sostenibles pasa por generalizar el vehículo eléctrico para el transporte privado por carretera, generalizar el vehículo industrial que emplee gas, y emplear el gas natural en el transporte marítimo. En este sentido, Jaume Ochogavía ha dado a conocer a los participantes en el Congreso Gasnam el convenio firmado entre el Gobierno y el IDAE para la instalación de 2.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Fuente: Balearesuniversal.com