Primero fue Madrid y ahora es el turno de Barcelona. Las grandes ciudades empiezan a plantear la restricción de circulación como herramienta para combatir el alto nivel de contaminación en que viven sumergidas actualmente, y es por eso que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aprobado esta misma semana el ‘Programa metropolitano de medidas contra la contaminación atmosférica’, un directorio que plantea un seguido de actuaciones para combatir este grave problema.

Uno de los puntos clave del programa recae de lleno en la circulación de vehículos por la Ciudad Condal, la cual restringirá el acceso a aquellos que sean más contaminantes. De momento la medida solo se aplicará este mismo año en episodios de alta contaminación y afectará a aquellos modelos que no tengan el distintivo de emisiones de la DGT.

barcelona-contaminacion

No obstante, el Ayuntamiento de Barcelona ha afirmado que en 2020 las medidas serán permanentes, por lo que la entidad política ha dado el primer aviso para que aquellas empresas o particulares que se mueven en vehículos altamente contaminantes empiecen a plantear la necesidad y obligatoriedad de modernizar su flota. Asimismo, la AMB también debe plantear erradicar por completo el transporte público contaminante, como bien pueden ser los autobuses con motores diésel.

Sin duda, este programa beneficia en absoluto y da un impulso importante a los vehículos sostenibles, ya que a corto, medio y largo plazo serán los únicos que no tendrán ningún problema para circular por las grandes ciudades.