Hace 4 años, en la Universidad de Stanford, crearon una batería de iones de litio casi transparente y flexible. El descubrimiento  fue acogido por un equipo de Japón de la Universidad Kogakuin, para posteriormente presentar su batería transparente que se recarga con energía solar.

La innovación fue presentada de la mano de Mitsunobu Sato, líder del equipo que trabaja en la batería, durante la Innovation Japan 2015. Durante la feria se expusieron los objetivos de la investigación y los futuros beneficios en diferentes aplicaciones.

10-09-15 bateria

El reto del proyecto era modificar las características de la batería pero manteniendo los materiales que se usan generalmente en teléfonos móviles u ordenadores portátiles. El resultado es una batería con un espesor de sus electrodos más bajo y que poseen una alta transmisión de luz, que junto con otras características se pudo lograr cargarla a partir de luz solar. En la Innovation Japan 2015, se pudo observar como la batería se descargaba y cargaba cinco veces mediante la aplicación de luz ultravioleta.

Los investigadores consideran que el uso de estas baterías puede extenderse a varios campos. Desde ventanas inteligentes, dispositivos de captura y almacenamiento o electrónica de consumo con pantallas fabricadas del mismo material. Como hemos publicado en otros post, existen investigaciones para aprovechar la energía solar y permitir que un vehículo eléctrico cargue sus baterías, quizá este nuevo descubrimiento sea la clave para lograr tal fin.

De momento el equipo continuará haciendo pruebas. Por un lado, para asegurar el correcto  funcionamiento. Y por otro, para aumentar los ciclos de carga y descarga, que de momento son insuficientes.

Fuente: El Periódico de la Energía