El mundo de la recarga va a experimentar cambios importantes en los próximos años y uno de esos pasos inevitables es la recarga inalámbrica, algo que ya sucede, por ejemplo, en el mundo de la telefonía móvil. No obstante, BMW parece haberse anticipado a ello en el mercado de la automoción y ya está empezando a probar este sistema inalámbrico para uno de sus modelos, el 530e iPerformance.

bmw-recarga-inalambrica

La marca alemana está testando un pack de recarga de 220 voltios, que prevé lanzar al mercado en 2018. De este modo, BMW se convertirá en el primer fabricante de automóviles en ofrecer esta solución, la cual permite que, mediante los sensores del coche, éste se sitúe en la posición exacta para que la recarga de comienzo automáticamente.

Según el vídeo promocional, el cargador genera 3,2 kW, por lo que la carga completa de la batería de 9,4 kWh del modelo podría darse en tres horas y media. Obviamente esta solución todavía queda lejos para los vehículos 100% eléctricos ya que el tiempo de recarga sería demasiado extenso, pero sí que es una buena manera para empezar a implementar esta tecnología y testearla por ahora en modelos híbridos enchufables.

Cierto es que la recarga inalámbrica es algo en lo que se viene trabajando desde hace tiempo. Muchas son las empresas que han presentado soluciones en este apartado, pero ha sido BMW el primer fabricante de automóviles en dar ese paso. Todavía queda mucho trabajo por hacer pero en un futuro próximo es más que probable que la recarga de vehículos eléctricos pase por este camino.

Fuente: BMW