BYD quiere seguir expendiéndose y para ello ha apostado por Francia, lugar donde la firma china levantará una fábrica de autobuses eléctricos. Este acuerdo, anunciado por el fabricante y por el gobierno francés, será el segundo emplazamiento de BYD en el viejo continente – el primero se encuentra en Hungría – y requerirá de una inversión total de 10 millones de euros.

Con esta nueva fábrica, el fabricante de vehículos eléctricos prevé la creación de 400 puestos de trabajo directos, los cuales realizarán labores propias de producción, así como otras logísticas y de reparación y postventa. El emplazamiento, ubicado en Beauvais, al norte de Francia, contará con una superficie total de 32.000 m2.

byd-planta-francia

La idea de BYD es que el pistoletazo de salida de la producción sea en 2018, alcanzando la cifra de 200 autobuses anuales, número que lo más probable que siga creciendo a medida que vayan pasando los años.

Según la marca, Francia es ideal para este emplazamiento ya que es un país que durante los últimos años ha apostado fuertemente por el vehículo eléctrico, algo que queda reflejado en las cifras de ventas logradas durante el pasado 2016. Además, y a expensas de rematar los últimos detalles de la planta de Hungría, con este movimiento BYD quiere asentarse definitivamente en Europa, un mercado que todavía tiene mucho que explorar pero que no lo hará sin acciones como la del fabricante chino.

Fuente: BYD