El departamento de Empresa i Coneixement de la Generalitat de Catalunya, a través del Institut Català d’Energia (ICAEN), destinará más de 58 millones de euros en un primer paquete de medidas para hacer frente a la emergencia climática. Las actuaciones tienen como objetivo inmediato incentivar las inversiones de las empresas y los ciudadanos en ahorro y eficiencia energética, de forma que reduzcan tanto el consumo de energía como las emisiones que están relacionadas de manera directa e indirecta.

Las primeras actuaciones se han focalizado en dos de los principales sectores consumidores de energía final en Catalunya: el transporte (40%) y la industria (27%). Las medidas en el ámbito de la movilidad contarán con más de 8 millones de euros de presupuesto. En este sentido, esta misma semana se pondrán casi 7,2 millones de euros a disposición de ciudadanos, empresas y administraciones para incentivar la adquisición de vehículos de energías alternativas, la instalación de puntos de recarga –públicos y domésticos o vinculados-, la implantación de sistemas de préstamo de bicicleta eléctrica y la aplicación de medidas de planes de movilidad de empresas, de acuerdo con el Plan MOVES. A esta cifra se añadirán 864.000 euros más que se destinarán a culminar la red rápida de recarga eléctrica a las carreteras catalanas, con el objetivo que todo el territorio disponga, a un máximo de 30 kilómetros, de una estación que permita cargar hasta 120 kilómetros en menos de media hora.

Estas medidas, junto con los incentivos para descarbonizar la industria, forman parte del proceso de transición energética de Catalunya, que tiene que permitir lograr un modelo totalmente descarbonizado y basado plenamente en las energías renovables en 2050. De momento, y mediante las bases del Pacto Nacional para la Transición Energética y la Ley del Cambio Climático, Cataluña se ha dotado de un marco jurídico y de unos objetivos en línea con la política energética europea, y en la actualidad se está elaborando una propuesta de Ley de Transición Energética que establezca como gestionar y ejecutar esta transición.

Para acelerar esta transición, la Generalitat también ultima la creación de la Agencia de la Energía de Catalunya, un ente que tendrá como principal función ejercer la gobernanza de todo este proceso.

Electromaps, como proveedor líder de servicios de movilidad eléctrica, ofrece un servicio de gestión de puntos de recarga para que las entidades públicas, empresas y garajes puedan gestionar sus puntos de recarga y así tener un control total de ellos. Además, dispone de una amplia red de instaladores para ayudar en la instalación y mantenimiento del punto de recarga. Si desea más información sobre los servicios de Electromaps, no dude en contactar con nosotros para que podamos darle la mejor solución posible para su punto de recarga.