Contrario a la situación de países como España, en China las energías renovables parece cobrar cada vez más importancia. En especial en lo referente a energía solar y vehículos eléctricos. La intención no es otra que combatir los grandes niveles de contaminación existentes en el país y reducir drásticamente la dependencia de energía basada en el uso del carbón.

Power Station For Both Fishing And Solar Energy Built In Jiaxing

Una de las últimas noticias es que en Pekín, concretamente en el distrito de Shijingshan, se está construyendo una de las mayores estaciones de recarga, donde a partir de placas fotovoltaicas se logrará cargar hasta 80 coches eléctricos al día. El proyecto lo desarrolla la empresa Shougang Corporation en colaboración con la empresa Tellus Power, fabricante de estaciones de recarga.

La inversión que se ha destinado al proyecto es de aproximadamente 2,36 millones de dólares. Contará con 30 puntos de carga rápida, capaces recargar un vehículo en 30 minutos, y 20 puntos de carga media.

Technical University.

Se ha anunciado que no todos los coches eléctricos podrán realizar la carga en la estación. El principal problema es la diversificación de compatibilidad con los conectores. Sin embargo, no existirán problemas para los coches de BYD, Nissan y marcas europeas.

Sin lugar a dudas es notable la inversión del gigante asiático en energías solar y tecnología disruptiva como la de los vehículos eléctricos. En julio de este mismo año, se inició la construcción de una de las plantas de energía solar más grandes del mundo en el desierto de Gobi. La planta será capaz de suministrar energía a 1 millón de hogares. Hogares que dada la tendencia, posiblemente en el futuro lleguen a tener un punto de recarga.

Fuente: Mashable