Durante los últimos años, China se ha posicionado a favor de la integración de los vehículos eléctricos. Para fomentar el uso entre los ciudadanos e industria, se ha promovido de forma activa varios incentivos. Y al parecer la iniciativa está dando sus frutos, ya que en los datos de venta se observa un incremento en la adquisición de coches eléctricos.

Sin embargo, parece que las estimaciones previstas de implantación, no llegarán a los números esperados.

kandi-electric-car-vending-machine-in-china-image-aaron-rockett-video-screen-grab_100451062_m

Según datos, el número de vehículos eléctricos, híbridos enchufables y 100% eléctricos, asciende a 220.000. Este número representa alrededor del 22% de los objetivos marcados. Para llegar a los números esperados, China ha anunciado aumentar la cantidad de beneficios que hay hasta ahora.

Así mismo, se ha anunciado sancionar a las compañías que interfieran en la implantación de los conocidos como “New Energy Vehicles”. De momento no se tiene información de las acciones que se llevarán a cabo, pero se ha anunciado que se aumentará la inversión en infraestructura de recarga y estudios que aumenten la eficiencia de las baterías.

byd-e6-electric-taxi-in-service-in-shenzhen-china_100348441_m

De lo que sí está seguro el gigante asiático, es que los incentivos durarán al menos cinco años. Y que la intención es aumentar la adquisición no solo en flotas de compañías, sino incrementar significativamente el uso entre los ciudadanos.

Fuente: Green Car Reports