E.ON, una de las grandes empresas energética de Alemania, ha anunciado su ambicioso plan de infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en Europa. Con este anuncio, la empresa se une a otros proyectos como IONITY, Shell o BP, con los cuales el viejo continente quedará cubierto en cuanto a infraestructura para garantizar trayectos de larga distancia.

e-on-red-recarga

‘Freedom is Electric’, que así es como se llama este nuevo proyecto de E.ON, pretende instalar nada menos que 10.000 puntos de recarga de 150 KW a 350 kW de potencia por todo Europa durante los próximos dos años, lo que supone que los conductores podrán recuperar un buen puñado de kilómetros en un periodo de tiempo muy corto. Cierto es que de momento no hay ningún modelo que acepte 350 kW, pero muchos fabricantes ya están trabajando en ello, por lo que en los próximos años ya veremos modelos que aceptarán esa potencia. Con esa cifra, las recargas apenas durarán unos minutos, por lo que uno de los grandes problemas actuales de los vehículos eléctricos quedaría prácticamente solventado.

Según la empresa, la instalación de los puntos empezará durante el 2018 i finalizará, según la previsión inicial, en 2020.

Fuente: E.ON