Monte Perdido Extrem es un recorrido circular alrededor del macizo calcáreo más alto de Europa: el Monte Perdido. Este tour se puede realizar en diferentes modalidades: Trekking, Running, ciclismo, motocicleta y en automóvil, si bien, como es lógico, cada modalidad utiliza un itinerario diferente; las rutas de Trekking apenas llegan a los 60 km y las de motocicleta y automóvil superan los 400 km.

monte-perdido-extrem-renault-zoe-1

La empresa organizadora de este Tour, preocupada por minimizar el impacto ambiental, paralelamente a este trazado, creó un campeonato de ecoeficiencia en la conducción, donde podrían participar tanto los vehículos de combustión como los eléctricos, pero la poca autonomía de estos últimos y la falta de estaciones de recarga "ayudó" a que nadie se atreviera a participar con su propio vehículo eléctrico por miedo a quedarse tirado antes de finalizar la revirada ruta.

Renault Zoe 40, el pequeño gran descubridor de los Pirineos

No obstante, a los protagonista de este relato si se atrevieron y el Renault ZOE les respondió de la mejor forma posible. Tanto es así que lo apodaron como el “descubridor de los Pirineos” ya que sorprendió hasta a la propia organización por su proeza lograda.

monte-perdido-extrem-renault-zoe

Les bastó tan sólo una parada de 1,50 h a 11 KW/h (mientras sus dos ocupantes almorzaban en Gedre), para reponer sus batería hasta un 80% y terminar holgadamente los 430 km en Non-Stop.

El Renault Zoe, después de superar numerosos puertos de montaña de primera categoría del Tour de France, entre ellos el Tourmalet y  el Aubisque, las cifras de consumo que arrojaba de media fueron unos excepcionales 11,1 KWH/100 KM, que traducido a la autonomía real con su batería de 40 KW hubiese dado unos 370 Km. Muy cerca de los 400 Km NEDC y bastante por encima de lo que anuncian como conducción real.

monte-perdido-extrem-renault-zoe-3

La organización, cuando devolvió el vehículo a la empresa colaboradora, Renault Auto Cuatro de Huesca, les afirmó que con un poco más de experiencia en la "conducción eléctrica" es muy posible que hubieran podido alargar aún más su autonomía.

¿Cómo condujeron para lograr tal cifra? Simplemente preocupándose de disfrutar de la propia carretera y de los paisajes que les rodeaban, pues ni con una bicicleta se rueda tan silencioso. No pretendían ir de rally, ni tampoco subir los puertos a 20 km/h, de hecho, el promedio total fue de 41 Km/h, nada despreciable si se tiene en cuenta que se tomaron 2.472 curvas.

monte-perdido-extrem-renault-zoe-2

La satisfacción después de superar esta dura prueba sin el menor problema de autonomía fue tal que ya están pensando en adquirir un Zoe para su uso diario por carreteras rurales, sin duda una gran noticia no solo para ellos, sino que también para todo el planeta.

Desde Electromaps damos las gracias a Tomás Serra (os dejamos su teléfono por si queréis saber más sobre la ruta 648 248 111) por cedernos la posibilidad de publicar esta experiencia, y también a Monte Perdido Extrem por creer en la posibilidad de realizar la ruta con un vehículo eléctrico.