Que el mercado del vehículo eléctrico no termina de despegar no es un secreto. Pero despegará, de eso no cabe duda. Somos muchos los que apostamos por esta tecnología que poco a poco deja de ser tan nueva, y comienza a llamar la atención de muchos.

1

Donde más éxito se están cosechando con los vehículos eléctricos es en la electrificación de flotas para el transporte de mercancías. Pero hay otro tipo de flotas que no hace mucho era impensable ver electrificadas, y que actualmente tienen un crecimiento notable. Nos referimos nada más que a los buses eléctricos que ya circulan por ciudades como Barcelona, París o Londres.

El primer referente en buses eléctricos es BYD que tiene una experiencia ya consolidada. Pero España también tiene un referente en buses eléctricos y que poco a poco se hace conocer a nivel mundial. Se trata de Grupo Irizar, principal fabricante de autocares de España. La compañía ha manifestado su apuesta por los buses eléctricos en sus comunicados y en sus inversiones.

2

Nada más que 75 millones de euros es la inversión realizada en la construcción de una nueva planta en Aduana (Guipúzcoa) destinada a la fabricación de buses eléctricos. Las nuevas instalaciones tendrán una extensión de 18.000 metros cuadrados y se prevé estarán en marcha en enero de 2017. Grupo Irizar piensa que la nueva planta permitirá asumir las futuras demandas y completar todo el ciclo productivo en la fabricación de un bus eléctrico.

El proyecto de Grupo Irizar es un ejemplo de cómo, a pesar del insuficiente soporte de la administración, la electrificación de los vehículos no sólo aporta un bienestar medioambiental, sino que también alimenta un nuevo mercado que creará puestos de trabajo y mayor industria.

Fuente: El País