El Plan MOVALT, que subvenciona a los vehículos de propulsión alternativa, había generado mucha expectación durante los últimos meses y los potenciales compradores han respondido con claridad. En apenas 24 horas el MOVALT ha agotado casi en su totalidad los 20 millones de euros destinados a la compra de vehículos después de que el pasado miércoles se dio el pistoletazo de salida de dicha ayuda.

Jueves por la mañana ya se habían comprometido 18,78 millones de euros de los 19,4 destinados a los vehículos de cuatro ruedas, lo que supone casi el 100 % de la subvención gestionada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA). No obstante, de los 600.000 euros iniciales destinados a las motocicletas eléctricas, “solo” se habían comprometido casi 300.000, lo que supone el 50%. De hecho, en un solo día se matricularon nada menos que 4.353 vehículos, siendo 2.479 eléctricos puros.

plan-movalt-1

La idea del Plan MOVALT era crear una subvención más robusta que la que ofrecía el MOVEA, pero la respuesta ciudadana ha sido clara y concisa. El nuevo Plan se ha quedado más corto de lo que muchos pensaban, lo que demuestra que hay un interés real y comprometido con el cambio hacia una movilidad alternativa.

Además, esta rapidez es un síntoma más de que España necesita urgentemente una propuesta de ayuda mucho más consistente que permita alargarse durante el tiempo. Un ejemplo podría ser el IVA, rebajando la cifra del 21% actual.

Por otro lado, desde IDEA se ha mandado también un mensaje de calma ya que prevén la renovación de la subvención una vez agotada. Veremos si eso sucede.