Se acabó. Así de fácil y rápido. El plan MOVEA ha “volado” apenas 24 horas después de su activación. Ayer, en solo una hora, ya se agotaron los 430.000 euros para la categoría de motocicletas eléctricas, así como los turismos, furgonetas y camiones de gas, y hoy ya podemos decir que el mayor peso del MOVEA, los turismos eléctricos, ya son historia del reciente Plan.

¿Y ahora qué? Pues a resignarse y, en el caso de que queráis hacer una reserva, qué podéis, éstas entrarán en reserva provisional, supeditadas a la existencia de fondos disponibles procedentes de anulaciones.

plan-movea-2017

Sin duda esto ha terminado como empezó, mal. Desde su inicio, todo el Plan MOVEA 2017 ha sido un auténtico desastre; demasiada tardanza en llegar, escaso presupuesto, mala planificación… un despropósito que evidencia una vez más la incompetencia del Gobierna Central respecto a la movilidad eléctrica, algo en que los otros países apuestan fuertemente pero que aquí seguimos con esa mentalidad de antaño.

Además, todo esto es un ejemplo más de que la movilidad eléctrica en España necesita un replanteamiento mediante otros mecanismos. La voluntad de los compradores es innegociable y las ganas de cambiar la movilidad también, algo que ha quedado demostrado en estas 24 horas, por lo que la pelota ahora está en el tejado del Gobierno.