Entre los días 4 y 18 de junio se celebró en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) la octava edición de ElectroCat, una competición en la que los alumnos de ciclo superior de Formación Profesional, adscritos a centros educativos de Cataluña, diseñan y construyen un vehículo eléctrico sobre una base motriz común, con el objeto de participar en la prueba en la que se evalúan las prestaciones, características y diseño de los vehículos.

Organizado por el Ayuntamiento de Santa Perpètua de Mogoda, el objetivo de ElectroCat es potenciar el trabajo en equipo de los alumnos y fundamentar la actividad experimental y creativa como elemento pedagógico por el conocimiento técnico de los vehículos eléctricos. En este sentido, la prueba pretende ser una plataforma para la capacitación y promoción de técnicos especializados en vehículos eléctricos que den cobertura a la creciente demanda de este tipo de vehículos.

El ganador de esta octava edición de ElectroCat fue El Centre d’Estudis Roca, de Barcelona, con un coche que logró la mejor puntuación en las pruebas de rampa, eslalon, resistencia a la rodadura y tandas. El segundo clasificado fue el Instituto Palau Ausit, de Ripollet, mientras que el tercer premio recayó en el Instituto Andreu Nin, de El Vendrell.

Además, el jurado premió como mejor diseño, ergonomía y estética el vehículo de la Escola Tècnica Girona, mientras que el mejor proyecto fue el del Institut Narcís Monturiol, de Figueres, que era la primera vez que participaba en el certamen. Otro centro que hacía las pruebas prácticas por primera vez era la Guineueta, de Barcelona, ​​así como el instituto Castellarnau, de Sabadell, que tuvieron que abandonar por problemas técnicos en la segunda ronda de pruebas, unos problemas que también se encontraron el Instituto Mollet, de Mollet del Vallés, y el Centro Técnico del Vallès, de las Franqueses del Vallès, que no pudieron salir por problemas técnicos.

ElectroCat contó con el apoyo de Electromaps, que estuvo presente en las distintas fases de las pruebas y que ayudó en la difusión del certamen.

Fotografías: Oriol Alella