Microvast (un proveedor de estaciones de carga rápida de baterías) presenta su nueva y más grande estación de carga "Ultra-Fast", especial para los autobuses eléctricos en China.

Situado en el distrito de Chaoyang, Beijing, este nuevo complejo tiene una superficie de 26.500 metros cuadrados, con sus estructuras de carga cubriendo 1.575. Diseñado para satisfacer la creciente demanda de carga de los vehículos eléctricos, y en este caso en particular, la de autobuses eléctricos.

Microvast

La estación de carga Ultra-Fast permite realizar una carga completa en 10-15 minutos. Las plazas disponibles suman un total de 30, de las cuales 25 están preparadas para entregar 360 kW y el resto entregan 90 kW.

Originalmente  varias de las rutas de tránsito las realizaban una flota de autobuses híbridos de gas natural, pero junto con otros autobuses convencionales, se decidió electrificar varios de los vehículos. Después de la conversión, y con tecnología de carga ultra rápida, la flota eléctrica mejoraba la eficiencia operativa y reducía las emisiones  en varias rutas de Pekín.

Microvast

Anterior a la estación de carga "Ultra-Fast" se habían planteado un sistema de intercambio de la batería del bus una vez esté descargada. Con el sistema se intentaba reducir el tiempo de espera existente de una carga con menor potencia, pero los datos demuestran que la inversión era mucho mayor que la de una estación de carga ultra rápida. En especial por el complejo sistema de intercambio con brazos robóticos  automatizados o el espacio de almacenamiento de las baterías descargadas.

Desde la administración están convencidos que las estaciones de carga ultra rápidas juegan un papel importante en el desarrollo de los vehículos eléctricos. Ahora las preguntas que quedan por responder son: ¿Cuántas de esas estaciones de carga del mismo tipo desplegará en China en los próximos años? ¿Veremos por lo menos una estación de este tipo en los EE.UU. o Europa en un futuro próximo?

Fuente: Insideevs