Según ha informado Nissan Motors Co., en Japón habría ya más cargadores para coches eléctricos que gasolineras. La compañía detrás del Leaf, el coche eléctrico más vendido de la historia, ha calculado que Japón ha superado ya los 40.000 puntos de carga, contando cargadores rápidos, e instalaciones personales en el hogar, mientras que el número de gasolineras estaría en 34.000.

puntos-de-recarga

Esto nos hace ver, que en relativamente pocos años, desde la introducción del vehículo eléctrico en el país, la infraestructura de recarga ha crecido hasta alcanzar y superar la del petróleo que tanto tiempo lleva. También es verdad que nadie se puede instalar una gasolinera en el garaje.

La ansiedad por autonomía sigue siendo la mayor preocupación del consumidor a la hora de pasarse a la movilidad eléctrica, y sigue restringiendo la demanda de los coches eléctricos. A medida que la red de recarga se expanda y lleguen los nuevos avances en baterías, la preocupación se desvanecerá y con ella vendrá el cambio tan esperado.

En palabras de Joseph G. Peter, director financiero de Nissan, “Un elemento importante del continuo crecimiento del mercado es el desarrollo de la infraestructura de recarga”.

Bajo todos estos números, hay que tener también en cuenta que las gasolineras suelen tener varios surtidores que permiten abastecer a un número mayor de vehículos al día que las estaciones de recarga.

Una de las críticas a las cifras que ha dado Nissan, es que la mayoría de cargadores son de uso privado y particular, pero dado el mayor crecimiento de la economía colaborativa como es el caso de Airbnb, cada vez son más los usuarios que comparten con otros usuarios sus puntos de recarga, y aprovechan para intercambiar opiniones con otros conductores. En electromaps ya son varios los usuarios que han optado por esta opción de compartir su punto y ampliar así la red de recarga.

eeac8e3782d2b0d36ae4462f96ab1139_l

El número de estaciones de recarga no para de crecer, y los fabricantes de vehículos se han dado cuenta que para que esto funcione van a tener que instalar sus propias redes de recarga. El caso más claro es Tesla Motors Inc. que cuenta con sus propias estaciones repartidas por todo el mundo, donde pueden cargar sus clientes. BMW y Volkswagen que comparten estándar de carga, también anunciaron su intención de unir fuerzas con la instaladora ChargePoint para instalar más de 100 cargadores rápidos a lo largo de las autopistas de las costas de Estados Unidos.

Como vemos, el mundo se está moviendo para acoger el cambio de vehículos contaminantes a vehículos eléctricos. Algunos países más que otros pero al final todo llega.

Fuente: electric-vehiclenews