Esta semana se han presentado las novedosas baterías de grafeno, creadas por la compañía Grabat. Han sido varios los meses de expectación, pero al fin se conocen los primeros prototipos y el rango energético que pueden llegar a tener.

Las baterías han sido certificadas por TÜV y Dekra, laboratorios que cuentan con un reconocido prestigio, y aseguran que las baterías son capaces de alcanzar perfectamente una densidad energética de hasta 1.000 Wh/kg.

1

Grabat fue creada hace cinco años por Mario Celdrán, Iñigo Resusta, Alejandro Ayala y Martín Martínez. Quien se encargó de explicar cada una de las ventajas de la nueva tecnología de almacenamiento de energía fue Martín Martínez, CEO de Graphenano.

De entre todas las ventajas se destacó el aumento de densidad energética de las baterías de grafeno y cómo esta había sido comprobada bajo unas estrictas pruebas de ciclos de carga y descarga. Al parecer con 400 ciclos de carga y descarga no se llega a apreciar ninguna pérdida de capacidad. 

Otros dos aspectos importantes a resaltar es la modularidad, reducción de peso y volumen que presentan las baterías de grafeno. Por un lado, pueden configurarse de diferentes formas, permitiendo adaptarlas a las necesidades del consumidor final. Y por otro lado, en comparación con las baterías de litio, el peso se ve reducido en un 75% y su volumen se reduce entre un 20-30%.

2

La compañía asegura que las baterías son estables a altas temperaturas y que una batería de 800 kilómetros de autonomía podría cargarse en tan sólo 5 minutos. Los primeros prototipos que se mostraron fueron para aplicaciones en bicicletas, motos, drones y almacenamiento energético para el hogar. Respecto al precio, se anunció que sería del mismo nivel que las baterías de litio.

Martín Martínez ha asegurado tener acuerdos firmados con varios fabricantes de coches eléctricos, los cuales realizarán las pruebas pertinentes y comenzarán a demandar en función de los resultados. Uno de los siguientes pasos de la compañía es incorporar la tecnología de recarga por inducción y acelerar la puesta en marcha de sus lineas en producción.

Fuente: Movilidad Eléctrica