Las ciudades españolas empiezan a tomar concienciación respecto a la movilidad, enfocándola hacia la electrificación. Un ejemplo de ello es Granada que recientemente ha presentado una serie de medidas para ampliar su apuesta hacia la eliminación de los gases contaminantes y así lograr ser una ‘ciudad verde’.

Entre las medidas que impulsa el Ayuntamiento Granada destacan ocho nuevos modelos eléctricos que pasan a formar parte de la flota municipal, una flota que en los próximos dos años será el 25% eléctrica, superando así el 16% actual.

No obstante, la gran noticia es la intención de construir más de 30 puntos de recarga en formato electrolineras, una proyección ambiciosa que augura un futuro eléctrico, a pesar de las pocas ayudas que disponemos en este país.

granada-puntos.recarga

Además de estas dos medidas, el Ayuntamiento también quiere premiar a los vehículos eléctricos con hasta el 75% de bonificación en el Impuesto de tracción mecánica, llegando al 100% durante el próximo año. Asimismo, el aparcamiento regulado con zona azul será gratis para los eléctricos.

A pesar de la falta de ayudas estatales, hay Ayuntamientos que apuestan fuertemente por la sostenibilidad y Granada es solo un ejemplo más de ello. Además, estas iniciativas son una forma más de concienciar a la población de que es el momento del cambio y que la movilidad eléctrica es, sin duda, el presente y futuro de la circulación en las urbes.

Fuente: Europa Press