Hasta ahora si hablábamos de vehículos eléctricos o híbridos lo hacíamos en clave terrestre, pero hoy queremos ir más allá, concretamente al mar, donde encontramos al fabricante esloveno de yates Greenline que es el primero en ofrecer una gama de barcos de propulsión híbrida en su segmento.

greenline-36-hybrid

Sin duda Greenline apuesta por un sistema algo novedoso en lo que a barcos se refiere, un movimiento seguro en un sector que se considera demasiado contaminante. El fabricante cuenta con cuatro modelos distintos donde destaca el Greenline 36 Hybrid, su último lanzamiento.

Este modelo cuenta con un motor diésel Volvo de 220 CV y un motor eléctrico Mahle de 10/7 kW, lo que conjuntamente lo lleva a poder recorrer hasta unas 1.000 millas náuticas de distancia. Eso es gracias también a un casco de geometría variable que permite reducir la fricción en bajas y altas velocidades para, de ese modo, conseguir una eficiencia máxima. Sin duda, su construcción se ha realizado a consciencia y con base a unos estudios y pruebas que le han permitido convertirse en un barco eficiente.

greenline-36-hybrid-2

Además de parte técnica y mecánica, el Greenline 36 Hybrid se presenta con un diseño moderno y abierto, ofreciendo una cabina completamente transparente protagonizada por una gran superficie acristalada que permite ver todo lo que ocurre a nuestro alrededor. El interior dispone de una cocina completa con inducción, puesto de pilotaje, dos cabinas dobles y un baño.

greenline-36-hybrid-1

Seguramente que este Greenline 36 Hybrid os parezca que no es un gran avance respecto a lo que estamos viendo y viviendo en el plano terrestre, pero lo cierto es que lo que propone el fabricante esloveno es un gran paso al frente para hacer sostenible un sector donde siempre se ha achacado su alto grado de contaminación.

Fuente: Greenline