Teresa Ribera, Vicepresidenta y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, anunció una nueva edición del Plan MOVES 2020, el cual estará dotado de 65 millones de euros, 20 millones más que en el MOVES del año anterior. No obstante, todavía no se ha anunciado la fecha en la que empezará a estar disponible dicha ayuda. El presupuesto proviene del IDAE y no depende de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

El reparto económico continuará basándose en el censo de población de cada Comunidad Autónoma, mientras que las ayudas irán destinadas a la adquisición de vehículos de energías alternativas, infraestructura de recarga y a la implementación de planes para el transporte de empleados en las empresas.

A falta de confirmación oficial, las cantidades que se otorgarán en las ayudas serán las mismas que en el plan anterior por lo que, en el caso de los coches enchufables, irán desde los 1.300 euros hasta los 5.500 euros, mientras que el precio de compra del vehículo no podrá superar los 40.000 euros (45.000 euros si la persona es discapacidad, con movilidad reducida o familias numerosas). No obstante, el Gobierno está pensando en eliminar la cláusula que obligaba a achatarrar un coche de más de 10 años para acceder a la ayuda.

Además, y si funciona igual que en la primera edición, podrán optar a estas ayudas personas físicas y jurídicas, profesionales autónomos, comunidades de propietarios y el sector público. La gestión de las ayudas se realizará mediante las Comunidades Autónomas, con la coordinación del IDAE.

El Programa MOVES Singulares, el apoyo a las iniciativas dirigidas a la gestión integrada de la movilidad en el ámbito urbano y metropolitano y que ponen en marcha desarrollos experimentales relacionados con los vehículos eléctricos, también volverá a repetir, aunque todavía sin especificar la cuantía que se destinará. No obstante, teniendo en cuenta que los 15 millones de euros de la pasada edición se quedaron cortos, es probable que para esta edición la cifra aumente.

El año pasado el reparto de fondos no fue muy equitativo, agotándose en un cerrar de ojos en algunas Comunidades, mientras que en otras no lograron consumir la partida. Para esta edición se prevé que el reparto se modifique ya que el Gobierno ha anunciado que ha estudiado el caso para poder mejorar su implementación.

A pesar de que la cantidad del MOVES 2020 aumenta en 20 millones, sigue siendo una ayuda parche que, en el caso de la compra de vehículos eléctricos, se agota rápidamente. La solución definitiva debe pasar por una ayuda que se prolongue en el tiempo, como por ejemplo una rebaja en el IVA. De este modo las compras serán mucho más escalonadas y atractivas para los ciudadanos.