El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que gestiona y coordina el proyecto de Movilidad Eléctrica del Gobierno, ha seleccionado como proyecto estratégico el proyecto ‘QUICK’ de Endesa, cuyo objetivo es la implantación de infraestructura de carga rápida de vehículos eléctricos en España.

El plan está diseñado para dotar de instalaciones de carga rápida a, inicialmente, los núcleos urbanos donde se desarrollará en primer término el uso del vehículo eléctrico. Endesa ofrecerá servicios de carga rápida (complementaria a la carga lenta vinculada en domicilios y lugares de trabajo y ocio) compatible con los primeros coches eléctricos que llegarán a España de la mano de Mitsubishi, Citroën, Peugeot y Nissan. Estos vehículos incorporan un enchufe especial, adicional al de carga normal, que permite la carga en tiempos más cortos (unos 15 minutos), posibilitando extensiones de autonomía de entre 60 y 100 km.

Para ello, Endesa instalará puntos de recarga compatibles con el estándar CHAdeMO, adoptado ya por diversos fabricantes como Toyota, Nissan, Mitsubishi, PSA y Subaru. Endesa es miembro de pleno de derecho de la asociación CHAdeMO desde marzo del 2010, y tiene ya desarrollado y certificado su punto de carga rápida.

En la actualidad, Endesa está trabajando, además, en la integración eficiente del punto de recarga rápida en la red de distribución con el proyecto CRAVE, que se puso en marcha oficialmente a finales de septiembre y cuyo objetivo es diseñar un punto de recarga rápida de vehículo eléctrico que permita el almacenamiento de energía y la integración de energías renovables para ayudar a la gestión del sistema.

Fuente: endesa.com