A pesar de que todavía seguimos luchando contra el Coronavirus, esta crisis sanitaria nos está proporcionando lecciones que no deberíamos olvidar. Una de las más importantes es la relacionada con la contaminación y en como esto nos debe proporcionar una nueva forma de entender la movilidad.

Ahora es el momento de involucrarnos plenamente hacia una movilidad limpia y sostenible ya que, como se ha visto estos días de poca circulación, el aire es mucho más limpio y respiramos mejor. Además, le damos una nueva vida a la naturaleza, algo esencial si queremos seguir disfrutando de ella, siempre de una manera responsable.

En este sentido, el vehículo eléctrico se ha convertido en la piedra angular de esta nueva realidad y hay que apostar por él sin dudas ni titubeos. Hemos visto que durante dos meses las matriculaciones de vehículos se han desplomado por completo por la situación que atravesamos, pero sabemos que esto es temporal y que poco a poco todo volverá a su sitio. No obstante, se necesitan apoyos para reactivar un sector que ha recibido un duro golpe, y parece que el Gobierno así lo va hacer.

Pero esas ayudas deben de tener objetivos claros y uno de los más importantes debería ser la movilidad sostenible. Según las últimas informaciones, a final de mayo o principios de junio tendremos una nueva edición del Plan MOVES, pero, como siempre ocurre, se trata de una ayuda temporal que apenas dura unos pocos días, lo que demuestra que hay mucha más demanda de la que se cree. Es por eso que para relanzar el sector hacen falta medidas más contundentes y prolongadas en el tiempo y, en el caso de los vehículos eléctricos, una rebaja en el IVA podría ser una buena solución, no solo para catapultar el sector, sino también para redirigirlo hacia una movilidad limpia.

Y esto nos lleva a que también hay que apostar por una infraestructura de recarga amplia, que cubra todo el territorio, pero sobretodo que esté conectada. Los puntos de recarga deben de facilitar la vida a todos los conductores de vehículos eléctricos, ya que al final se trata de un proceso que debe ser ágil y rápido.

Y en este sentido no hay mejor aliado que Electromaps y su Software de gestión de puntos de recarga (MANAGER), el cual proporcionar una activación sencilla y segura del punto recarga, así como una gran visibilidad ante toda la comunidad de usuarios de vehículos eléctricos, lo que se traduce en una gran confianza para el propietario del punto y para el usuario.