Las matriculaciones de vehículos eléctricos han empezado el año de la mejor forma posible, con un crecimiento del 100% respecto al mismo mes del año anterior, una situación totalmente diferente a la cifra global de automóviles matriculados, la cual ha caído un 7,8%. Cabe destacar el segmento de los turismos eléctricos, con 1.618 unidades matriculadas y una subida del 171%. La entrada en vigor en 2020 de la legislación europea que obliga a los fabricantes a que su media de emisiones de los vehículos matriculados sea de 95 gramos de CO2, es una de las claves para entender esta subida.

Respecto a las furgonetas y derivados, se matricularon 190 unidades, así como 882 ciclomotores y 132 motocicletas. Entre todos los segmentos, el total de matriculaciones de vehículos puramente eléctricos ha sido de 2.840 unidades.

Por marcas, en turismos Renault ha encabezado la lista con 397 unidades, todas ellas del ZOE, seguido de Peugeot (234) y Nissan (141). En ciclomotores, Askoll ha matriculado 435 unidades gracias al motosharing, mientras que en motocicletas Silence ha matriculado 60 unidades. Por provincias, Madrid y Barcelona siguen matriculando la gran parte de vehículos eléctricos.

Respecto a los híbridos enchufables, se han matriculado 1.468 unidades, un 187% más que en el mismo periodo de 2019. Peugeot es el fabricante que más vehículos ha matriculado, con un total de 321, seguido de Audi (248) y DS (125).

Veremos como continúan los siguientes meses, pero si la tendencia sigue al alza, se podrá lograr el objetivo del Ministerio de Transición Ecológica que fija en 65.000 unidades matriculadas de vehículos enchufables de todo tipo a final del ejercicio de 2020.