Como era de esperar, las matriculaciones registradas durante el mes de abril han caído drásticamente a causa de la crisis sanitaria del Coronavirus. En total, se han matriculado 414 eléctricos puros y 61 híbridos enchufables, por lo que las expectativas de crecimiento para 2020, que eran de 65.000 vehículos (+170%), se rebajan hasta los 28.000 vehículos (+15%).

Si analizamos los vehículos completamente eléctricos, se han matriculado 86 turismos, aunque solo 17 han ido a parar a manos de particulares. De hecho, si no fuera por las motocicletas, con 280 unidades matriculadas, los números de vehículos eléctricos hubiera sido mucho más bajo. No obstante hay que tener en cuenta que 260 motocicletas son Silence y están destinadas a servicios de motosharing. Además de estos dos segmentos, se han matriculado también 31 ciclomotores y 10 furgonetas y derivados.

Por marcas, en motocicletas ya hemos dicho que Silence es el gran protagonista, mientras que en turismos lo son Smart, con 37 unidades matriculadas, y Tesla, con 26.

Respecto a los híbridos enchufables, solo 9 unidades de las 61 matriculadas han sido para particulares. Ford, con 18 vehículos, y Peugeot, con 11, son los fabricantes con mayor número de matriculaciones. Igual que en los vehículos puramente eléctricos, Barcelona y Madrid siguen siendo las provincias con mayor número de matriculaciones.

Sin duda estos números son preocupantes para el sector, pero también se sabe que serán temporales y, a medida que la situación se vaya normalizando, los números irán aumentando. No obstante, hace falta un plan para incentivar y reactivar un sector que prácticamente se ha paralizado en su totalidad. Sabemos que a finales de mayo o principios de junio se aprobará un nuevo Plan MOVES, pero también sabemos por la experiencia de los años anteriores que seguramente este incentivo no sea suficiente, quizá ahora es momento de planear una ayuda más estable en el tiempo y que ofrezca una mayor confianza al consumidor.