El vehículo eléctrico sigue imparable con su plan de expansión mundial, algo que ya ha provocado que los distintos fabricantes e infraestructuras reconfiguren su visión de futuro. Dentro de este hilo entra el Reino Unido, uno de los países que más fuerte está apostando por el vehículo eléctrico y sus derivados. En este caso el enfoque se centra en los puntos de recarga de la capital británica, Londres, en la cual hasta 2020 se llevará a cabo un ambicioso plan de red de recarga rápida, llegando a 300 nuevos puntos.

Sin duda en Londres han entendido que para un buen funcionamiento del vehículo eléctrico, éste debe de ir acompañado por una buena infraestructura que permita agilizar los procesos a los distintos conductores. En este sentido, el operador de transportes de Londres, TFL, instalará 75 nuevos puntos de recarga rápida durante este mismo año y 150 más durante 2018, llegando a alcanzar la cifra de 300 en 2020. En este proceso los taxistas serán parte de los beneficiados ya que algunos de los puntos serán exclusivos para ellos.

londres-puntos-recarga-rapida

Los puntos alcanzarán potencias de hasta 150 kW y serán aptos para cualquier modelo del mercado gracias a su multiformato. Además, estarán disponible las 24 horas del día durante los 365 días del año.

TFL ha presupuestado para este proyecto nada menos que 18 millones de libras (21 millones de euros), aunque la gestión de la red será licitada en un concurso público destinado a empresas del sector. Todavía no se sabe dónde se ubicarán todos los puntos, pero sí que sabemos que serán en la misma ciudad de Londres y sus alrededores, pudiendo llegar hasta los distintos aeropuertos cercanos a la capital británica.

Fuente: Clean Energy News