Que los vehículos eléctricos e híbridos están subiendo el volumen de matriculaciones en el mercado español, no es ninguna sorpresa, pero que lo hagan casi doblando las cifras respecto al año anterior, sí lo es. Sin duda parece que los vehículos alternativos a los de combustión están empezando a generar cierto movimiento de marcado en nuestro país, aunque todavía queda mucha faena por hacer para ser un volumen representativo respecto el total de las matriculaciones.

En agosto las cifras no han sido buenas, pero no es de extrañar, ya que es un periodo vacacional donde los números siempre bajan. Aun así, el acumulado del año prácticamente dobla las cifras respecto 2015 en estas mismas fechas, lo que supone una claro paso adelante en lo que a la movilidad alternativa se refiere. Además, este paso se ha dado en turismos, derivados, motos, industriales y cuadriciclos.

ventas-coches-electricos-agosto-2016

Respecto a los vehículos 100% eléctricos, las matriculaciones llevan un acumulado superior al 84% respecto al mismo periodo del 2015, lo que se traduce en 2.704 unidades registradas desde enero hasta agosto del 2016, enfrente de las 1.469 que llevábamos en 2015. Por otro lado, los híbridos crecen en un 74%, lo que se traduce en 20.220 unidades acumuladas en este 2016, por las 11.654 de 2015.

Por marcas, Nissan continúa siendo el animador principal en cuanto a los turismos eléctricos, aunque Renault y BMW se le acercan. La marca bávara ha visto como su i3 ha sido el líder de Agosto gracias a la reciente renovación del modelo que ofrece una mayor autonomía. Respecto a los modelos industriales, el Renault Kangoo ZE se mantiene arriba. Por su parte, Toyota es quien manda en el marcado de los híbridos.

Todas estas cifras demuestran, una vez más, que el mercado de los vehículos eléctricos e híbridos sigue al alza, aunque no lo suficiente respecto a otros países europeos donde estos vehículos tienen mucho más protagonismo. Por poner un ejemplo, mientras que en España los VE representan un 0,22% del mercado, en Francia lo hacen en 1,19%, una diferencia que podría parecer escasa pero en las cantidades que nos movemos es más que suficiente para darnos cuenta que todavía vamos por la cola.

Fuente: Aniacam