Las grandes ciudades viven inmersas en una burbuja poco saludable, y es que la contaminación se ha apoderado de ellas en forma de una nube que aumenta y disminuye según el tiempo. Es por eso que estas grandes urbes ya han empezado a establecer nuevas medidas que, por lo menos, mantengan o disminuyan el nivel de contaminación, evitando así un aumento que cada vez sería más perjudicial para todos. Quizá las medidas llegan algo tarde, pero lo cierto es que la lucha por el cambio parece ser cada vez más seria. Es el caso de Madrid que ha presentado 30 propuestas para desarrollar el nuevo Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático en la ciudad.

Pollution is seen above Madrid's skyline, including Cuatro Torres business area, or Four Towers, in this picture taken from the outskirts of the city

Dichas propuestas serán analizadas al detalle por el consistorio a través de las diferentes asociaciones y tienen como objetivo común disminuir en gran proporción la alta contaminación que sufre hoy día la capital española. Obviamente muchas de esas propuestas pasan por un uso intensivo del vehículo eléctrico donde destaca que a partir de 2025 los únicos vehículos hasta 3,5 toneladas que podrán distribuir en la zona centro serán eléctricos y desde 2020 sólo los eléctricos y los ECO, actuación que se intentará extender progresivamente al interior de la M30 y al conjunto del municipio. Asimismo, también prevén el desarrollo de una red de carga pública rápida y semirápida en aparcamientos de titularidad municipal.

Para esa selección de vehículos, el Ayuntamiento de Madrid se basará en las recientes etiquetas que la DGT ha emitido a los conductores para identificar el grado de emisiones de su vehículo, por lo que los que dispongan del identificativo como eléctrico o ECO serán aquellos que podrán circular libremente por cualquier zona.

Veremos en los próximos años como avanza este nuevo Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático en Madrid para saber si los plazos establecidos se cumplen rigurosamente.

Fuente: AEDIVE