Que el motosharing es una tendencia al alza, no es ningún secreto, algo que ya pudimos comprobar en la comparativa que realizamos de los tres servicios existentes en Barcelona. Pues bien, parece que la cosa va a ir a más, y más empresas se van a subir al carro. En este caso hablamos de Bosch, quien ha lanzado un servicio de motosharing eléctrico en Berlín gracias a una flota de scooter de cero emisiones.

Bajo la marca llamada Coup, Bosch ofrece a la capital alemana una nueva forma de movilidad mediante una flota de 200 scooter eléctricas que se ubicarán por toda la ciudad. El funcionamiento es como cualquier motosharing, reservando, usando y finalizando el servicio mediante una aplicación móvil con la cual también se podrá abrir y cerrar el compartimento para guardar el casco. Los scooter están limitados a 45 km/h y cuentan con una autonomía de 100 kilómetros.

bosch-motosharing

Las tarifas del servicio son fijas y se resumen en 3 euros cada 30 minutos, o bien 20 euros para todo el día, lo que se resume en una política de precios muy competitiva.

La idea de Bosch es extrapolar el proyecto a otras grandes ciudades de Europa, siendo Madrid y Barcelona unos objetivos primordiales dada la buena aceptación que ha tenido este tipo de servicio en las dos localidades tanto en motocicletas como en coches. Sin duda la movilidad está evolucionando hacia los trayectos compartidos y el motosharing – o carsharing – es el gran ejemplo de ello, además con la ventaja de moverse sin ninguna emisión contaminante, algo que agradece el aire de estas grandes ciudades europeas.

Fuente: 20minutos