Aunque en la inmensa mayoría de los casos utilizamos el coche para ir al trabajo y volver, siguiendo una ruta que hemos interiorizado con la repetición, y para la cual únicamente necesitamos nuestro punto de recarga vinculada; no nos engañemos, el automóvil debe su nombre a la posibilidad de ir a donde queramos. Es curioso; tenemos miedo de alejarnos de ese enchufe que tenemos en el garaje, sin pensar que la electricidad es igual aquí que en China.

Disparidad de formatos de conector, modos de recarga, niveles de comunicación entre vehículo e infraestructura, diferentes voltajes, normativas… sólo son barreras mentales. La electricidad llega a todas partes. Donde haya un enchufe hay una fuente de energía que te permite continuar avanzando. Mientras no se estandarice la forma de recargar cualquier VE en cualquier lugar del mundo, bienvenidos sean los adaptadores multiformato.

maxicharger-mister-ev

El Maxicharger permite recargar cualquier vehículo eléctrico en modo 2, mediante un conector tipo 2, a partir de cualquier enchufe doméstico o industrial, monofásico o trifásico y de cualquier potencia. Basta con utilizar el adaptador adecuado a la toma en la que vayamos a recargar y seleccionar el nivel de potencia disponible en la instalación, que puede oscilar entre 10 y 32 amperios en trifásica alcanzando un máximo de 22 kW.

Este producto ha sido desarrollado y se produce en la región francesa de Alsacia por las empresas S4 Services y Saabre (sociedad editora de Automobile-Propre.com), unidas bajo la marca Mister-EV. Se puede adquirir a través de su tienda online.

Fuente: Automobile-propre.com