Igual que en las carreteras, el mundo de la competición empieza a girar hacia la electrifiación. El último en dar ese paso ha sido Mercedes, quien abandonará el Campeonato Alemán de Turismos (DTM) para entrar a formar parte de la ya consolidada Formula E.

Este anuncio está causando un gran revuelo en el mundo de la competición ya que la marca de la estrella lleva presente en el DTM desde hace decenas de años. Además, dicho certamen solo está compuesto actualmente por tres fabricantes (Mercedes, Audi y BMW), por lo que la marcha de Mercedes supondría un duro golpe para una competición histórica en Europa.

mercedes-formula-e

No obstante, el paso se producirá con el cierre de la temporada 2018/2019, por lo que en la 2019/2020 el fabricante alemán ya habrá aterrizado en la Formula E. Además, para esas fechas la marca de la estrella espera tener ya a la venta el que será el primer modelo de la nueva generación de eléctricos llamada EQ. De este modo, el fabricante se centrará en dos grandes competiciones, la F1 y la FE, hermanas entre ellas pero con motores radicalmente distintos.

Volviendo al futuro del DTM, éste queda algo en el aire ya que habiendo solo dos marcas, Audi y BMW, la competición quedará descafeinada, a no ser que un nuevo fabricante se una al reto. Además, cabe recordar que tanto Audi como BMW también han anunciado su próxima incorporación a la Formula E, por lo que, quizá, su futuro en el DTM también podría ser una incógnita.

Fuente: Autosport