Teresa Ribera, Vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, ha presentado los datos del MOVES III, la edición más ambiciosa del plan de ayudas estatal a la movilidad eléctrica y que estará dotado con hasta 400 millones de euros, ampliables a 800 millones si la demanda lo exige.

El Plan MOVES III, que estará disponible desde el sábado 10 de abril y que no será compatible con el plan anterior , quedará abierto hasta 2023 y las ayudas se centrarán en la compra de vehículos eléctricos y en la instalación de infraestructura de recarga pública y privada. Además, también habrá una línea de actuación para proyectos relacionados con movilidad eléctrica y sostenible.

Los particulares y profesionales autónomos serán los más beneficiados en el MOVES III con ayudas de hasta 7.000 euros en la compra de un coche eléctrico, en el caso de achatarrar un vehículo antiguo con un mínimo de 7 años de antigüedad. Si se decide no achatarrar ningún vehículo, la cuantía de la ayuda será de 4.500 euros. El precio límite del coche eléctrico para acceder a la ayuda no debe ser superior a 45.000 euros. o 53.000 euros en aquellos modelos de 8 o 9 plazas.

En los vehículos de la categoría N1, destinados al transporte de mercancías con un peso máximo de 3,5 toneladas, las ayudas serán de hasta 7.000 euros, ampliables a 9.000 euros en caso de achatarramiento. Respecto a las motocicletas y ciclomotores, la ayuda asciende hasta los 1.300 euros en caso de achatarramiento.

Además, el Gobierno también quiere fomentar la transición ecológica en las zona rurales, por lo que aquellos que estén empadronados en un municipio de hasta 5.000 habitantes podrán recibir una cuantía adicional (10%) en la compra del vehículo eléctrico, un incremento que también se aplica en solicitantes con discapacidad por movilidad reducida y para vehículos Taxi/VTC.

En el caso de los híbridos enchufables (PHEV), las ayudas serán de hasta 5.000 euros, en el caso de que también se achatarre un vehículo con una antigüedad de mínimo 7 años y que la autonomía eléctrica sea entre 30 y 90 km.

Respecto a la infraestructura de recarga, los nuevos puntos públicos que se instalen bajo el paraguas del MOVES III deberán ser libres, de pago directo, sin necesidad de registrarse en plataformas y deberán de funcionar correctamente para poder garantizar la recarga a todos los usuarios de vehículos eléctricos.

En cuanto a las cuantías, el MOVES III subvencionará un 70% de los puntos que instalen Autónomos, Particulares, Comunidades de propietarios y Administración, mientras que alcanzará hasta el 55% en caso de puntos en empresas y de recarga pública con potencias igual o superiores a 50 kW. En el caso de potencias menores a 50 kW, la subvención será del 30%. Una vez más, en los municipios de hasta 5.000 habitantes, contarán con un 10% adicional

El objetivo del Gobierno con el MOVES III es que en 2023 haya circulando 250.000 vehículos eléctricos circulando por las carreteras, así como 100.000 puntos de recarga entre públicos y privados. Además, se prevé que este aumento de la movilidad eléctrica genere 40.000 empleos.