Hasta ahora los coches eléctricos estaban más asociados a tramas urbanas, aunque Tesla y competiciones como la Formula E han querido transformar esa idea, tanto en deportividad como en trayectos de larga distancia. Pero lo que pocos pensaban era que un modelo eléctrico iba a reinar en el Infierno Verde, y parece ser que así ha sido. El NIO EP9 ha logrado el mejor tiempo en Nürburgring para vehículos de producción, un hito que hasta ahora solo estaba reservado para modelos de combustión.

NioEP9NRing.jpg

Sin ir más lejos, el NIO EP9 ha parado el cronómetro en 6:45,90 minutos, y eso es gracias a largos meses de exhaustivo trabajo donde ha conseguido ir rebajando el tiempo a pasos agigantados. El EP9 ha pasado de ser el coche eléctrico más rápido de Nürburgring a directamente convertirse en el más veloz de todos los modelos de producción.

Para realizar este récord, el NIO EP9 cuenta con cuatro motores eléctricos que lo elevan hasta 1 megavatio de potencia, o lo que es lo mismo, 1.360 CV. Eso es gracias también a cuatro cajas de cambio individuales que permiten obtener un par vectorial en cada motor. En cifras, logra el 0 a 100 km/h en solo 2,7 segundos, mientras alcanza los 313 km/h.

A pesar de su apariencia radical y futurista, el NIO EP9 es un modelo de producción pero que apenas alcanza la diez unidades a día de hoy. A pesar de ello, el objetivo es construir más, aunque el precio de 1,48 millones de dólares es algo prohibitivo.

Fuente: NIO