Fomentar la compra del vehículo eléctrico mediante ayudas del estado o reducción de cuota en según qué servicios (Parking, precio energía, etc.) es un mecanismo que poco a poco da sus frutos. En California, Estado Unidos, desde hace 6 años se reembolsa de los impuestos unos 2.500 dólares a las personas que hayan adquirido un vehículo que tenga cero emisiones.

Sin embargo, dentro de esta forma de impulsar la compra de vehículos eléctricos, en ningún momento se ha tenido en cuenta el nivel de ingresos de quien adquiere el vehículo, siendo el mismo para todos. Al parecer esto cambiará a partir de una nueva normativa aprobada el 1 de julio de este año.

08-07-15 Devolución impuestos

A partir de este mismo mes cualquier persona con ingresos superiores a 250.000 dólares anuales no se verá beneficiado de la devolución de 2.500 dólares por adquirir un vehículo eléctrico (A excepción de los de pila de combustible). Por otro lado, se realiza una nuevo criterio de devolución donde familias de tres integrantes que ganen menos de 60.270 dólares al año se verán beneficiadas de un reembolso de 4.000 dólares si adquiere un vehículo eléctrico, 3.000 dólares en el caso de adquirir un híbrido enchufable o 6.500 dólares en el caso de ser de pila de combustible.

Con estos nuevos cambios se intenta incentivar a las personas con rentas medias a adquirir un vehículo eléctrico. Tendremos que esperar para ver si este nuevo giro de acontecimientos hace que la adquisición aumente o por lo contrario, las personas que tienen más posibilidades de adquirir el vehículo eléctrico se sientan abandonadas al momento de acceder a ayudas

Fuente: Jalopnik