Primero fue 2040, pero finalmente la fecha se ha adelantado; París, en palabras del concejal de Transporte de la capital francesa, prohibirá la circulación de vehículos con motores de combustión en 2030, un anuncio imponente ya que abre un precedente que deberán tomar el resto de grandes ciudades europeas.

Según el concejal, "estamos planificando a largo plazo una estrategia para reducir los gases de efecto invernadero". "El transporte es uno de los principales productores de este tipo de gases, así que estamos planificando la salida de los vehículos de motor de combustión y de energía fósil para 2030".

paris-2030

La ciudad parisina es una de las que más sufre la contaminación atmosférica. Los episodios de alta contaminación son constantes y, ante esta situación, París parece haber dicho basta. La idea es que en 2024, año que se celebrarán los Juegos Olímpicos en la capital francesa, ya no puedan circular los vehículos con motor diésel, mientras que en 2030 la prohibición se extenderá para todos los vehículos de combustión.

Además, en los últimos tiempos el Ayuntamiento de París ha probado distintos recursos alternativos a los vehículos de combustión y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. La introducción del sistema público de bicicletas, el carsharing con vehículos eléctricos o las restricciones de circulación han ayudado a reducir en los últimos 15 años un 30% el nivel de vehículos privados que circulan por la capital francesa.

Fuente: Franceinfo