El otro día era Mercedes, y ahora es Porsche; la marca alemana también está dispuesta a dar el salto eléctrico en competición, abandonando su participación en la categoría LMP1 del campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC), así como las 24 Horas de Le Mans, para entrar y centrarse en la cada vez más consolidada y codiciada Formula E.

porsche-formula-e

Su aparición en el campeonato eléctrico no será hasta la temporada 2019-2020, pero su fin en el WEC se producirá al término de este mismo 2017. Estos movimientos forman parte de la estrategia Porsche Strategy 2025, la cual prevé el desarrollo de vehículos eléctricos que llegarán tanto en competición como a producción.

De este modo, la Formula E cada vez gana más adeptos y cada vez son más las marcas que apuestan por esta competición eléctrica. Al margen de las carreras, la Formula E es también un trampolín de desarrollo e investigación para todos los fabricantes presentes ya que allí pueden y deben trabajar en lo que será la base de los motores y baterías que utilizarán en los futuros  modelos eléctricos que llegarán más pronto que tarde.

Fuente: Porsche