Hasta hace poco en los 310 km que separan las ciudades de Perth y Augusta existía un solo punto de carga. Es bien sabido que muchos usuarios de vehículos eléctricos tienen preocupación por la autonomía del vehículo y temen que de necesitar un punto de carga no lleguen a localizarlo o sencillamente no se aventuren a recorrer tramos largos.

En Australia, gracias al trabajo en conjunto de la administración y organizaciones como el Royal Automobile Club of Western Australia (RAC), los 310 km que separa las ciudades de Perth y Augusta cuentan desde junio con 12 estaciones de carga rápida instalados por la empresa Circontrol. Con esta nueva infraestructura Australia ya dispone de su primera autopista eléctrica.

21-07-15-RAC-charger

Los puntos de recarga son compatibles con los tres modelos existentes (TRIO) utilizando CA y CC, combinando carga mediante CHAdeMO (CC 50 kW), Combo 2 (CC 50 kW) y CA 43 kW. El proyecto es considerado pionero en el país y los usuarios podrán hacer uso gratuito de los puntos hasta finales de 2015.

Este tipo de proyectos refleja el interés latente que existe en los vehículos eléctricos, y como con este tipo de iniciativas incitan a los usuarios a considerar que un modelo de transporte más sostenible y respetuoso con el medio ambiente es posible.

Fuente: Circontrol