Ha pasado por nuestras manos la nueva la innovadora Bultaco Brinco, una 'Moto-bike' de propulsión eléctrica que consigue ofrecer hasta 100 km de autonomía en su modo ECO.

1

La moto-bici Bultaco Brinco no es una bicicleta al uso, ni tampoco una moto. Es un híbrido que establece un nexo de unión entre ambos mundos de dos ruedas, un producto bautizado como 'Moto-bike' pues aúna las características típicas y fisionomía de una bici a pedales con las cualidades de aceleración propulsada -en este caso por un motor eléctrico con batería extraíble y portátil- de las motocicletas.

Hemos probado la versión “free”, es decir, válida para uso en circuito cerrado pues carece de homologación, que tiene un precio de 5.180 euros.

La Bultaco exhibe una clara apariencia, dimensiones y geometrías de bicicleta, con pedales y cambio de marchas de bici, pero su rueda trasera está conectada a un motor eléctrico que permite al usuario dar “gas” a través del puño derecho del manillar -exactamente igual que en una moto- y así poder propulsarse sin necesidad de ejercicio físico. A diferencia de otras bicis con pedaleo asistido, ya presentes en el mercado, en la Brinco puedes realizar la acción de acelerar con el puño de gas a voluntad.

Bultaco-Brinco-test

En nuestro experiencia pudimos comprobar que también se pueden realizar ambas acciones simultáneamente, de manera que puedes acelerar y pedalear el mismo tiempo para alargar la autonomía: con el motor de 2 kW de potencia máxima y 60 Nm de par ofrece una velocidad máxima de 60 km/h y la autonomía de su batería de ion-litio (de 8 kg de peso) puede alargarse hasta los 100 km, siempre y cuando el conductor esté dispuesto a “sudar” algo la camiseta.

La recarga es bastante cómoda pues la batería puede extraerse de forma sencilla y en menos de 15 segundos (liberando el anclaje de seguridad por medio de una llave y un clausor), para así enchufarla en cualquier toma de corriente convencional de su propia casa u oficina. La capacidad de almacenaje de este dispositivo es de 1,3 kWh y su carga completa se realiza en menos de 3 horas. Bultaco ofrece como opción una segunda batería con más de cien kilómetros de autonomía. Además, la Brinco ofrece tres modos de uso para adaptarse a cada situación: el Sport (2kW y 60 Nm) te ofrece las máximas prestaciones y una autonomía cercana a los 30 km, el Tour (1,5 kW y 60 Nm) con algo menos de potencia y una autonomía de 50 km, y el Eco (0,8 kW y 60 Nm) que alcanza una máxima autonomía de 100 km aunque su potencia se ve reducida al mínimo.

2

La Brinco equipa un sorprendente Power Control que, como si de un control de crucero típico de los coches se tratara, permite a través del pulsador en el puño izquierdo mantener la potencia constante y disfrutar siempre del mismo empuje. Se desactiva al frenar. También ofrece un innovador sistema de conectividad: basta aproximar tu pulsera de arranque al cuadro de mandos para que la Brinco se desbloquee y se ponga en funcionamiento. De esta manera no sólo se aumenta la seguridad, si no también la interacción entre vehículo e usuario, que podrá informarse a través de la App 'Biker Manager' en su smartphone (tanto iOS como Android) el estado de la carga de la batería y la autonomía restante.

Asimismo, la misma aplicación propone disponer de una precisa geolocalización de la Bultaco Brinco por medio de la instalación opcional de una tarjeta SIM. Con la nueva moto-bike española uno se puede divertir mucho y al mismo tiempo disfrutar de un medio de transporte válido para esos desplazamientos diarios de corto recorrido. Y es que las sensaciones son muy agradables: su peso es muy contenido (31 kg + 8 de la batería) más cercano al peso medio de las bicicletas convencionales que al de las motos, así que la maniobrabilidad y ligereza son dos de sus puntos fuertes.

Bultaco-Brinco-testdrive

Como decíamos anteriormente, el cambio de relaciones es propio de una bici, con un mecanismo en el puño izquierdo que te permite seleccionar una de las 9 velocidades disponibles; pero además, la Brinco equipa una ingeniosa tecnología “overdrive” que -como si de un plato grande se tratara- convierte las 9 en 18 marchas (9 cortas y 9 largas). Se acciona presionando con el talón del pie un pulsador situado en el eje pedalier. Esto nos permite cambiar el desarrollo para optimizar nuestra tracción y aumentar así nuestra velocidad. Al principio cuesta acostumbrarse a combinar la acción de pedalear con la de acelerar -recordemos que esto no es una bici con pedaleo asistido-, sobre todo en la secuencias de curvas, pero con el paso del tiempo aprendimos a aprovechar lo mejor de sus dos “caras”: tirar de gemelos lo justo y necesario para coger ritmo y velocidad, mientras acompañamos con el puño de gas para redoblar sus prestaciones.

Tenemos que valorar a la Brinco como poseedora de una combinación intuitiva y que en ningún momento nos sobrepasó: la fuerza humana se integra a la perfección en una máquina diseñada con soluciones que están pensadas en la aplicación tanto del pedaleo como de la propulsión eléctrica. Tampoco esperemos una gran “patada” en la aceleración, de hecho la respuesta del gas es bastante progresiva. La Brinco no está pensada para usarla sólo en modo eléctrico o sólo en modo “animal”, si no que es una ecuación que consigue su mejor respuesta y rendimiento cuando entremezclamos ambas tareas, tanto para minimizar esfuerzos como para maximizar kilómetros recorridos.

Bultaco-Brinco-prueba

A diferencia de otras bicicletas asistidas cuyo motor eléctrico sólo funciona si pedaleas, en la Brinco no tienes por qué pedalear para que el propulsor responsa a tu gas. La nueva Bultaco se siente robusta y aplomada pues utiliza un cuadro y un basculante posterior de aluminio, así como una gruesa horquilla delantera de 180 mm de recorrido fabricada por la propia Bultaco más parecida a la de una moto de enduro. El mono-amortiguador regulable posterior es de 217 mm de recorrido. El sistema de frenado usa discos lobulados Magura y una potente pinza de cuatro pistones y los neumáticos de tacos Duro son de 24 pulgadas.

Unas dotaciones premium para enfrentarse a terrenos irregulares sin la menor debilidad ni fatiga. El cuadro de mandos es un buen ejemplo de la voluntad de los ingenieros de Bultaco por construir un vehículo cualitativo: encontramos en el centro una pantalla LED que informa de la velocidad, carga de batería, temperatura del motor, kilómetros parciales y totales, modo de uso y autonomía restante. Además es compatible con los sistemas de conectividad, vía Bluetooth, y contiene el sistema de arranque keyless por proximidad de la pulsera. Las empuñaduras del manillar están almohadilladas y las manetas de freno son regulables y autoajustables.

Fotos: Bultaco Press

¿Quieres comprar una Brinco? Contacta con nosotros.