Repsol, a través de la empresa Viesgo propietaria y gestora de servicios de recarga pública de vehículos eléctricos en Cantabria, ha decidido cerrar el suministro eléctrico de dichas estaciones de recarga mediante energía limpia y renovable.

Esta decisión ha topado con la incredulidad de los usuarios de vehículos enchufables que han visto como de golpe y porrazo se han quedado sin una gran parte de la recarga pública de Cantabria. La razón del cierre de la energía, según la empresa propietaria, es el objetivo de mejorar el servicio y la necesidad de concretar los nuevos acuerdos con las administraciones públicas, algo que de momento parece estar encallado.

No obstante, y ante la creciente demanda de vehículos enchufables, el servicio debería de reanudarse lo antes posible ya que cada vez son más los usuarios afectados por movimientos como este.

Ante este cierre temporal, los cántabros propietarios de vehículos enchufables han de realizar sus cargas en otros puntos de recarga, como el de Plaza Estaciones, el único punto de recarga rápida activo y funcionado en Santander. Este punto es accesible con la APP y el llavero de Electromaps.

No obstante, desde Electromaps esperamos que la situación de los puntos de recarga de Viesgo se solucione lo antes posible, ya que la movilidad eléctrica necesita una apuesta contundente y decidida.