El Salón de la Moto de Madrid ha cerrado con muy buenos resultados este año. Una feria que es la más importante del sector de las dos ruedas en España y que llevaba 10 años sin celebrarse en la capital. Más de 100 expositores han mostrado sus productos y cerca de 500 marcas han estado representadas. Este año, Vive la Moto, ha estado especialmente dedicada a mostrar los últimos avances tecnológicos para mejorar la seguridad vial y también a potenciar la movilidad eléctrica.

Un gran paso para mejorar el tráfico y el aire de nuestras ciudades. Nosotros hemos querido conocer algunos de los modelos de scooters eléctricos más vendidos. Nos acercamos a NIU la marca china que está revolucionando la movilidad urbana. Una scooter pequeña, ágil y muy cómoda de conducir.

“Estas motos tienen una autonomía de entre 60 y 70 km gracias a sus baterías Panasonic”, afirma Alejandro Castanera, Project Manager de NIU. Unas batería que además de ligeras, tan solo pesan 10 kg, son extraíbles lo que las hace muy cómodas de transportar. Así, se pueden llevar a casa o a la oficina para cargar porque se enchufan como un teléfono móvil.

salon-moto-madrid

En tan solo una hora, se carga el 30% de su capacidad lo que permitiría unos 25 km de autonomía. Su motor es Bosch y está situado en la llanta de una de las ruedas y le otorga 1500 vatios de potencia al modelo M1 y 2400 vatios en la N1 que permite llegar a los 45 km/h. Y su precio es inmejorable, hablamos de 2.400€ en el primer caso, y 2.800€ en el segundo.

Además, para una mayor comodidad del consumidor, incorpora una tecnología asociada a una aplicación móvil para poder seguir parámetros asociados al vehículo, como la autonomía restante, los puntos de carga más cercanos o, incluso, conocer la ubicación del vehículo en todo momento.

También visitamos Torrot, una marca española que tiene varios vehículos eléctricos. Nos enseñan el Velocípedo, que es un vehículo innovador. Se trata de un “tres ruedas”, totalmente eléctrico con cinco baterías y que tiene una autonomía cercana a los 150 km. Una ventaja de este vehículo es que al estar cubierto y llevar cinturones de seguridad, no es necesario el uso de casco.

Otro de sus productos estrella es su scooter, Muvi que en la versión eléctrica goza de una autonomía de 70 km gracias a sus dos baterías extraíbles. En este caso, apenas rozan un peso de 8 kg y son las mismas que usa el Velocípedo. También se cargan en un enchufe convencional gracias a un adaptador. De hecho, esta es la moto que se usa para la marca de motosharing Muving.

La marca española es también propietaria de la mítica Gas Gas y ha aprovechado para construir la versión eléctrica de esta emblemática motocicleta de trial.

Poco a poco el mercado de las motos eléctricas va cogiendo fuerza y cada vez más marcas están apostando por convertir algunos de sus modelos más representativos en cien por cien eléctricos. En este vídeo te contamos todo lo que vimos.