Se ha presentado el punto de carga ultrarrápida para autobuses eléctricos de Endesa en Barcelona junto con el nuevo autobús articulado 100% eléctrico de TMB. Se trata de un sistema que, en unos minutos, añade carga a la batería aprovechando el tiempo de parada al final de línea, y la llena hasta un 80%.

A la inauguración han asistido representantes de Endesa, el Ayuntamiento de Barcelona y TMB, así como otros organismos implicados en el proyecto. Se trata de una iniciativa que se enmarca en el proyecto ZeEUS de promoción de la movilidad eléctrica urbana, financiado por la Unión Europea y en el que participan un total de diez ciudades del continente.

cargador-ultrarrapido-barcelona

El sistema de carga ultrarrápida por pantógrafo consta de dos elementos. Por un lado, el cargador. Se trata de un pilar de unos cinco metros de altura, con una apariencia similar a una farola, que está ubicado en la última parada del recorrido del autobús, allí donde es el final de trayecto y donde el vehículo se detiene, habitualmente, unos minutos antes de reemprender su ruta. Por otro lado, está lo que es propiamente dicho el pantógrafo, un brazo mecánico retráctil instalado en el techo del autobús que se despliega hasta unirse a la campana del pilar, a la que se acopla para iniciar la carga de la batería del autobús mientras el vehículo está estacionado. Este sistema, también llamado de oportunidad, permite llenar hasta el 80% de la batería del vehículo –que siempre circula entre el 80 y el 40%, nunca bajando de este nivel- en un tiempo de entre 5 y 8 minutos gracias a los 400 kW de potencia del cargador. El cargador, además, está conectado al Centro de Control de Endesa, desde donde se comparten los datos con el Centro de Control de TMB. Esta información permite saber, en tiempo real, qué actividad está desarrollando el dispositivo y el estado del vehículo que se ha conectado, una información muy útil para la operación de la flota de TMB.

Cargador-endesa-bus

Además de este punto de carga, que es el de oportunidad, Endesa ha instalado en cocheras, en el marco del proyecto ZeEUS, dos puntos de carga nocturna que complementan la carga de los autobuses aprovechando el descanso de los vehículos durante la noche para cargar sus baterías al 100% en un tiempo aproximado de dos a tres horas.

La línea de autobuses metropolitanos que estrenará este sistema es la H16, que une el Fórum de Barcelona con la Zona Franca, trazando una línea paralela al mar que pasa por Poblenou, la Villa Olímpica, la plaza de Cataluña y la plaza de España, de unos 12 kilómetros de longitud. En esta línea de la nueva red de autobús es donde se integrarán, como refuerzo, los dos vehículos articulados de 18 metros de longitud totalmente eléctricos y, por tanto, de cero emisiones del modelo Solaris Urbino E18, que TMB ha incorporado a su flota. Son los primeros de estas dimensiones fabricados en Europa. Con esta apuesta, Barcelona confirma la posición de vanguardia en la implantación de soluciones limpias para el transporte en autobús basadas en la electrificación progresiva: entre las 5 unidades eléctricas puras y las 159 híbridas suman el 15% de la flota operativa.

Fuente: Endesa