Como bien sabéis todos los usuarios o aficionados del vehículo enchufable, el Plan MOVEA 2017 sigue sin tener un futuro claro, a pesar de que el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha informado de las novedades que aporta dicha ayuda, aunque de forma provisional mientras la ley no sea aprobada por el Consejo de Ministros.

En resumidas cuentas, la propuesta de MOVEA que hay encima de la mesa ahora mismo cuenta con algunas novedades respecto a la edición del pasado año. La primera de ellas es la desaparición de los MINIMIS para las empresas, por lo que ya no habrá limitación para que todos y cada uno de los vehículos que se matriculen a un mismo NIF, independientemente de su número, reciban subvención. No obstante, en éste régimen, se calcula la subvención en función de la diferencia de precio entre el vehículo convencional y el VE y su intensidad queda limitada. Además, se trata de distinta forma las grandes empresas y las PYMES. Los puntos de recarga de acceso público continuaran dentro de MINIMIS.

plan-movea-2017

La segunda es la compatibilidad con otras ayudas, la cual se dividirá en vehículos y puntos de recarga. Los primeros serán compatibles con otras ayudas de la Unión Europea, mientras que los segundos serán compatibles con todo tipo de ayudas (Europeas, Estatales, autonómicas, locales, etc.

La tercera es el tiempo de espera para el pedido formal, el cual será de 20 días y no de 105 como anteriormente, mientras que la cuarta es para los puntos de recarga en zonas de acceso público que dispongan de carga normal de 7 a 15 kW. Además, también habrá otras novedades como la inclusión del renting o la formalización de documentación en 105 días.

El Plan MOVEA 2017 tendrá una vigencia desde su publicación en el BOE (una vez aprobado) hasta el 1 de octubre de 2017.