Silence presentó en el Eicma su nuevo modelo B2C, el scooter S01, destinado al particular. Una moto moderna con un diseño urbanita que cuenta con un sistema de batería extraíble patentado, lo que hace que el usuario pueda llevarse la batería a cargar a cualquier lugar sin necesidad de tener una infraestructura de punto de recarga específica.

No obstante, también hay la posibilidad de adquirir el scooter sin batería y hacer pago por uso de ésta a través de renting. Con esta opción se reduce el coste de la moto hasta un 40%, haciendo más accesible el uso de scooters eléctricos a todos los ciudadanos.

silence-scutum-s01

Creado con un diseño de aluminio que proporciona fuerza y ​​bajo peso, este scooter eléctrico tiene una velocidad máxima de 100 km/h y la duración de su batería oscila los 100 km, lo que permite una movilidad urbana de largo recorrido.

Además, y como ya avanzamos el otro día, Silence y Omoove han firmado un acuerdo para liderar la próxima generación de scooters: eléctricos, conectados y listos para ser compartidos. Gracias a la aplicación móvil creada para el scooter, cada nuevo modelo S01 de Silence que salga de la fábrica estará equipado con Connected Technologies, siendo así la primera moto conectada desde su diseño hasta la llegada al usuario.

Esta aplicación permite al consumidor conocer de primera mano todos los detalles de su moto, el estado de la batería, las características técnicas, así como la geolocalización del scooter. Esto le da mayor seguridad al usuario, que podrá saber siempre donde se encuentra su vehículo.

La marca calcula que a mediados de 2018 se podrá adquirir el nuevo modelo, con la opción de pre-reserva que será anunciada próximamente.

Fuente: Silence