Cuando aparecen tecnologías disruptivas como la de los vehículos eléctricos, es inevitable que circulen noticias con rumores de alianzas, nuevas creaciones, etc. Pero cuando los rumores vienen de fuentes como el Finantial Times, es inevitable que se comiencen a ver como una posible realidad.

Así como en su momento se comenzó a hablar del vehículo eléctrico de APPLE, Titán, y que tendría una posible fecha de presentación en 2019.  Otro ejemplo es GOOGLE, con sus propios coches autónomos en conducción. Al parecer, la última entidad corporativa que se sumaría a la movilidad sostenible sería SONY.

24-09-15 Bosch

SONY no es precisamente una marca que haya incursionado de manera activa en el negocio de los automóviles, pero si tiene una sobrada experiencia en lo referente a baterías de iones de litio. He de ahí que analistas especializados, consideren que partirían con una potencial ventaja al desarrollar su propio coche eléctrico.

No solo Sony, varías empresas de tecnología comienzan a mostrar más interés en los vehículos eléctricos. Una de las razones, es que los coches comienzan a parecerse más a los teléfonos inteligentes, y desaparecen sistemas enlazados a motores de combustión. Un nuevo mercado se abre para los productores de hardware y contenido para smartphone.

De momento, según declaraciones de SONY, no tienen previsto incurrir en la fabricación de su propio vehículo eléctrico. Pero de hacerlo, se ha  comentado que todo partiría de una asociación con un fabricante consolidado en la fabricación de coches.

Fuente: Ecomento