Hace unos días los chicos de e-Tech Racing nos abrieron las puertas de su taller para conocer de cerca lo que es fabricar un pequeño monoplaza eléctrico desde cero. Y lo hacen siendo todavía muy jóvenes ya que todos los componentes del equipo, concretamente 41 personas, son estudiantes de la Universidad Politécnica de Catalunya que compaginan sus estudios teóricos con esta experiencia práctica que sin duda les servirá para que grandes empresas apuesten por ellos en un futuro no muy lejano.

¿Y por qué crear este monoplaza? El objetico es sencillo, participar en la Formula Student, una competición mundial que reúne a múltiples equipos de jóvenes estudiantes que tienen la ilusión de trabajar en lo que más les gusta. Además, la Formula Student se rige por unas normas estrictas y su propósito es también el de conseguir que los estudiantes se integren al máximo en el proyecto, otorgándoles una competitividad semejante a la que puede proporcionar la Formula 1.

e-tech-racing

Pero la Formula Student va mucho más allá ya que no sólo se centra en la parte de competición, sino también en la de empresa. Es por eso que se divide en dos grandes pruebas, las estáticas y las dinámicas. En las primeras el equipo debe defender de manera argumentada el diseño del monoplaza ante jueces con gran experiencia en el Motorsport, mientras que en las segundas es el coche el que habla completando diferentes circuitos en los que se mide la performance.

Uno de estos equipos es e-Tech Racing que se fundó en 2013 y que a día de hoy cuenta ya con una gran consolidación en la Formula Student. Cierto es que todavía hay equipos que les llevan mucha ventaja, tanto en tiempo como en presupuesto, pero por lo que pudimos ver, en ilusión y ambición no hay quien los gane. Este año van a por su cuarto coche (uno por año) ya que en cada temporada, por así llamarlo, Formula Student cambia algunas normas para que así los jóvenes tengan que replantearse todo el diseño y no solo cambiar algunas piezas. Además, ya desde el inicio, en e-Tech Racing tenían claro que debían apostar por un vehículo eléctrico – la Formula Student tiene categoría para monoplazas de combustión y para eléctricos – ya que según ellos, aparte de tratarse del futuro de la movilidad, generaba algo más de complejidad y, a su vez, motivación.

Sin duda el reto de e-Tech Racing no es nada fácil ya que, además de luchar por tener un vehículo lo más competitivo posible, deben de hacerlo sin pasarse del presupuesto del que disponen. Para este año han contabilizado una cantidad de 55.000 euros, la cual recaerá en su mayor medida de parte de empresas privadas que apuestan por ellos tanto con dinero como con material. Además, también cuentan con el apoyo de la universidad, aunque éste es solo un tanto por ciento muy pequeño en el global del presupuesto.

Como decíamos, el monoplaza de e-Tech Racing es completamente eléctrico, aunque, a diferencia de los grandes fabricantes de automóviles, su mayor problema no es la autonomía, sino la eficacia. El coche solo debe tener la autonomía exacta para completar las pruebas dinámicas ya que de ese modo ganan en reducción de peso y, por lo tanto, en rapidez. Además, para la recarga usan un cargador móvil que pueden llevarse de un lado a otro.

IMG_4886

En nuestra visita todavía estaban iniciando la fase de producción, por lo que aun tienen mucho trabajo por delante, pero lo cierto es que el ambiente que había era de implicación total en algo que les entusiasma y que les abre las puertas de un buen futuro.