El Salón de Shangai ha abierto sus puertas y Volkswagen sigue con las pilas puestas. Para esta ocasión, la firma alemana nos presenta un nuevo prototipo eléctrico, el I.D. Crozz Concept, el cual sigue con el proyecto iniciado por el I.D. Concept, aquel ideario de como sería el compacto del futuro.

volkswagen-id-crozz-concept-1

El I.D. Crozz Concept llega como un crossover eléctrico y autónomo que mide nada menos que 4,62 metros de largo y que cuenta con un diseño bastante futurista y con trazos limpios. Sus formas recuerdan un poco el Tesla Model X, aunque con un espacio más reducido que da cabida a cuatro pasajeros.

volkswagen-id-crozz-concept-2

El sistema de apertura de las puertas es algo extraño para un SUV, siendo convencional en las delanteras pero corredizas en las traseras, una solución que de momento nadie había mostrado en este segmento. No obstante, según la marca, y sin cifras exactas, el prototipo cuenta con una gran habitabilidad y modularidad.

Pero vamos al grano. Este Volkswagen I.D. Crozz Concept esconde bajo el piso una batería de de iones de litio de 83 kWh de capacidad, la cual genera 500 kilómetros de autonomía en ciclo NEDC, lo mismo que ofrece por ejemplo el Opel Ampera-e actual. Para su recarga, el 80% se conseguirá en media hora, eso sí, con un sistema de recarga rápida.

volkswagen-id-crozz-concept-3

Respecto a la potencia, el modelo tiene dos motores eléctricos, uno en cada eje, los cuales proporcionan 306 CV, repartidos en 102 CV en el eje delantero y 204 CV en el trasero, que lo catapultan hasta los 100 km/h en solo 6 segundos. Además, Posee una caja de cambios de única relación por cada eje, permitiendo un reparto de la potencia en tiempo real.

volkswagen-id-crozz-concept

Igual que los otros prototipos I.D, el Crozz Concept es también autónomo, en concreto en nivel 5, la cual cosa supone que hay control voluntario por parte del conductor, al mismo tiempo que puede circular por sí mismo sin ayuda humana.

Fuente: Volkswagen